No podemos tener la relación que nos gustaría seguir teniendo con nuestr@s hij@s, pero podemos intentar tener una relación distinta, significativa, consoladora y plena con ell@s. No va a ser fácil, pero no tenemos nada que perder por intentarlo. A continuación te doy unas cuantas ideas que yo encuentro útiles y que espero que te ayuden a volver a establecer una relación con tu hij@.

Conversaciones con tu Hij@

Habla con tu hij@ y visualízal@ como si siguiera estando aquí, cada día, en cualquier momento -porque es cierto que está contigo y que te escucha. Permítete escuchar sus mensajes, tener conversaciones con él o ella. Haz un esfuerzo consciente de reconocer los signos que tu hij@ te envía, porque trabajan mucho para dejarnos saber que siguen con nosotros. Intenta apartar cualquier duda que tenga tu mente consciente sobre si vuestras conversaciones, los mensajes y los signos son sólo producto de tu imaginación. Cuanto más lo hagas, más fácil te resultará y así te irás sensibilizando a esta nueva forma de comunicación.

Autosugestión

Escribir, aprender y repetirte ciertos mensajes de autosugestión o mantras de autohipnosis puede reforzar las ideas contenidas en ellos en tu mente, para que puedas llegar a creértelos completamente.

Siéntate en silencio, respira hondo unas cuantas veces y escribe tus propias frases de autosugestión. También puedes grabarlas en tu teléfono móvil o en tu ordenador, para poder escucharlas una y otra vez.

Repítete estas frases todos los días por la mañana y por la noche o tan a menudo como sea necesario. La repetición es la clave para superar las objeciones de tu mente consciente. Ten paciencia. Puedes tardar al menos un mes en notar un cambio significativo.

Ejemplos de Frases de Autosugestión:

(Nombre de tu Hij@) está feliz y san@. Está a un suspiro de mí, en el plano espiritual, al otro lado de un fino velo que puedo cruzar cuando quiera para estar con él/ella. Mis seres queridos que también han partido (mi padre, mis abuelos, tíos, amigos, etc.) están con él/ella y le cuidan. 

(Nombre de tu Hij@) sigue estando conmigo y es consciente de lo que ocurre en mi vida.

Siento la presencia de (nombre de tu Hij@) todo el tiempo. Puedo comunicarme con él/ella y reconocer los signos que me envía.

Puedo seguir teniendo una relación significativa y plena con (nombre de tu Hij@).

 Meditación, Visualización y Sueños Activos o Lúcidos

Aprender a acallar tu mente consciente, a permitir que tu subconsciente y tu “yo superior” sintonicen con el plano spiritual, te ayudará a sensibilizarte y a reconocer más fácilmente la presencia de tu hij@.

Empieza despacio hasta que vayas adquiriendo el hábito de meditar. Al ir notando los beneficios que te reporta esta práctica, puede que sientas la necesidad de ir aumentando poco a poco el tiempo que meditas. Pide una “cita” con el plano spiritual e intenta meditar siempre a la misma hora del día. Enciende velas, quema incienso o aceites esenciales. Siéntate en silencio -o túmbate si eres capaz de mantenerte despiert@- cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Respira suavemente durante unos minutos, permitiendo que tu abdomen se expanda al inhalar y se contraiga al exhalar.

Si te cuesta acallar tu mente -tanto como a mí- puedes escuchar una meditación guiada que comience con instrucciones para relajarte profundamente y que continúe con una visualización guiada de una “visita” con tu hij@. Permítete ver, oír, tocar y especialmente sentir todas las emociones que surjan durante esta preciosa experiencia.

He escuchado muchas meditaciones guiadas. Algunas eran mejores que otras, pero ninguna me permitió llegar a tener una buena conexión con mi hijo. Por esta razón decidí crear las Meditaciones de “Reconnexión” específicamente para nosotr@s, madres y padres en duelo.

He escrito tres versiones distintas para madres y padres que han perdido un hijo, una hija, o vari@s hij@s. Cada versión será un paquete audio que incluirá una introducción, una meditación para hacer durante el día y otra para escuchar al irse a dormir, para facilitar los sueños lúcidos de tu hij@ mientras duermes.

Los tres paquetes audio distintos estarán pronto disponibles para descargar.